La Biblia es una biblioteca que contiene 66 libros, divididos en Antiguo y Nuevo Testamentos. El Antiguo tiene 39 libros y el Nuevo 27, los que suman un total de 66 libros. Lo sombroso de la Biblia es que fue escrita durante 1.500 años, desde 1450 a. C. (el tiempo de Moisés) a aproximadamente 100 d. C. (a continuación de la muerte y resurrección de Jesucristo.

Fue escrita por más de 40 personas distintas que no tuvieron conexión entre sí, personas de todos los quehaceres de la vida: pastores, granjeros, fabricantes de tiendas de acampar, médicos, pescadores, sacerdotes, filósofos y reyes. A pesar de estas diferencias en ocupaciones y la asombrosa cantidad de años que fueron necesarios para completarla, la Biblia presenta unidad en su contenido y fondo, el mensaje es el mismo: Dios busca a la humanidad y anhela que cada ser humano le conozca.

La Biblia está llena de sabiduría y de enseñanzas que pueden ser aplicadas a todas las personas, de cualquier tiempo y nación. Sus enseñanzas han sido aplicadas a las más diversas realidades, y quienes han recurrido a ella han encontrado esperanza, fe y fuerza para enfrentar cualquier dificultad.

La biblia nos anima a seguir sus enseñanzas, y al respecto te dice a ti hoy:

¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos…” (Salmo 119:9,10)

Dios está en búsqueda de personas que le sigan y le amen. Ese es el mensaje de la Biblia. ¿Serás tú quien responda al llamado de Dios?

Oración:

“Padre bueno, te damos gracias por tu Palabra la Biblia, porque en ella encontramos fuerza para vivir y sabiduría para enfrentar cualquier dificultad. Danos valentía para seguirte y mucho coraje para no avergonzarnos de tu Palabra. Amén”