Mes Biblia_Grace_1

 

 

 

 

 

 

 

¿Por qué celebramos en septiembre el Mes de la Biblia?

La iglesia protestante – evangélica celebra el Mes de la Biblia en septiembre, porque el 26 desde septiembre de 1569, se concluyó la impresión de la Biblia en español llamada la “Biblia del Oso” (en su portada aparece un oso comiendo miel de un panal). Fue traducida por Casiodoro de Reina, y en esa oportunidad se imprimieron 260 ejemplares en Basilea, Suiza. Esta traducción, que posteriormente fue revisada por Cipriano de Valera en 1602, dio origen a la famosa versión “Reina Valera”, tan reconocida y amada por los evangélicos hasta hoy.

La Biblia del Oso fue la primera traducción completa en español traducida desde los idiomas de los manuscritos originales (hebreo, griego, arameo). Traducciones previas de la Biblia eran desde la Vulgata Latina. También hubo porciones desde los idiomas originales.

El Mes de la Biblia es una celebración unificadora de las iglesias cristianas.  Por eso se realizan también celebraciones interdenominacionales, celebraciones en lugares públicos, celebraciones done hay una exhibición de Biblias en distintos idiomas.

Mes de la Biblia en otros países

Desde el año 2004 que en Argentina se celebra oficialmente el día de la Biblia el 4 domingo de septiembre.  En 1988 Honduras hizo lo mismo. En El Salvador, por decreto supremo del año 2002, se celebra el día de la Biblia el segundo domingo de diciembre. En Colombia y Venezuela se celebra el mes de la Biblia en Octubre.

En varios países de habla inglesa se celebra el día de la Biblia un domingo de Octubre. A nivel mundial se celebra el “Día internacional de la traducción” el 30 de Septiembre.  Esto  con motivo de Jerónimo, quien comenzó la traducción de la la Biblia al latín el año 382.

En muchas iglesias se entona el Himno Santa Biblia.

Santa Biblia, para mí,
Eres un tesoro aquí;
Tú me dices con verdad
la divina voluntad;
Tú me dices lo que soy,
De quién viene y a quién voy.

Tú reprendes mi dudar;
Tú me exhortes sin cesar;
Eres faro que a mi pie,
Sigue guiando por la fe
A la fuentes del amor
Del bendito Salvador

Eres infalible voz
Del Espíritu de Dios;
Que vigor al alma da
Cuando en aflicción está;
Tú me enseñas a triunfar
De la muerte y el pecar

Por tu santa letra sé
Que con Cristo moraré
Yo que tan indigno soy,
Por tu luz al cielo voy;
¡Santa Biblia! para mí
Eres un tesoro aquí.

 

Fuente: Sociedad Bíblica Chilena